lunes, 10 de febrero de 2014

El problema de Windows 8

La era Post-PC comenzó más o menos con la aparición del iPad, fue cuando muchas personas se dieron cuenta que realmente no necesitaban un computador de esos que mi generación considera computadores, es decir, un aparato pesado que se pone sobre el escritorio y el cual se enciende  y se deja cargando por 2 o 3 minutos para poder... revisar el correo electónico, o el Facebook, leer el periódico, etc.

Los portáties que datan de hace décadas eran la señal, el que entendió entendió y el que no... se jodió; los portátiles le decían a la industria que la gente quería cargar con su computador, que cada vez querían uno más delgado, más liviano... o sea, que fuera realmente portátil y no cargable a duras penas y con dolor de espalda.

Apple hizo la tarea y desarrolló el iPad, que fue la solución definitiva, no es un PC, pero tampoco es un celular con Internet, es un punto medio que toma lo mejor de los dos mundos, el caso es que fue un Hit y ahora uno no se imagina vivir sin uno de estos aparatejos (no tengo pero me hace una falta... ).

Más allá de ser delgado, liviano y con larga duración  de batería, el iPad tiene un sistema operativo hecho exclusivamente para ser operado con los dedos (iOS), bien hizo Jobs al pensar cómo se iba a usar la máquina, en qué entornos y cómo se debía sentir, acertó completamente y la gente ama su iPad, realmente lo ama.

La competencia hizo lo de siempre, entre copiar y reaccionar a las carreras; Android es ahora el alma de un montón de tablets que andan por ahí tratando de ser (y parecer) iPads, las de Samsung son groseramente parecidas físicamente, me recuerdan esas marcas de carros chinas que hacen imitaciones de carros japoneses y europeos sin la más mínima vergüenza... y lo peor es que hay gente que tampoco tiene vergüenza en comprarlas, así como esos señores que entegan domicilios en motocicletas baratas pero les pegan el logotipo de BMW... así es mi gente linda.

Blackberry, una marca un poco más decente intentó algo con una tablet llamada Playbook, pero no tuvo el presupuesto ni el sistema operativo apropiado para ser competencia de Apple, darle compatibilidad a su Playbook con aplicaciones Android fue más patada de ahogado que un acierto, solo alargó la agonía que ya había comenzado con sus teléfonos celulares que pasaron de ser un must-have a una rareza que produce hasta gracia.

Microsoft es otro cuento, cuando decidieron competir con el iPhone, desarrollaron algo verdaderamente original, nadie puede decir que Windows Phone sea una copia de iOS, ni de Android, WP es un concepto totalmente original y poco a poco va ganando mercado, incluso en países como Italia ya supera en popularidad (cuota de mercado) al iPhone, en Latinoamérica se está vendiendo bastante bien, más específicamente en Colombia se ven bastantes Windows Phone, y yo ya voy por el segundo, llevo una semana con un Nokia Lumia 925 que me tiene sorprendido, es un equipo costoso pero que no pasa vergüenzas frente a un iPhone ni frente a un Samsung Galaxy S4 ni con ningún otro, está al nivel en casi todo aspecto, sí hay menos aplicaciones, pero las más importantes y populares están para Windows Phone, son de altísima calidad, cosa que envidian los de Android; es un sistema seguro sin virus conocidos ni otras amenazas de seguridad; mi 925 casi el Top de la marca así que nada le envidia en acabados al iPhone (Aluminio, Gorilla Glass, etc), y la cámara es una de las mejores que puede encontrar en un teléfono celular, toma fotos de noche con la facilidad que celular de gama media toma fotos de día.. y sin necesidad de flash, es simplemente brutal.

No demoraría mucho Microsoft en incursionar en la era Post-PC con un concepto similar al de Windows Phone, y de hecho este es el 'nuevo' Windows 8.1; que básicamente es la misma idea pero llevada al mundo tablet, muchos de ustedes estrenando computador ya se habran encontrado con Win8 y en general, según mi experiencia viendo gente, la reacción más común es "What the f**k?"

Y sí, es un cambio extremo al sistema al que veníamos acostumbrados, y luego de varios meses usándolo todos los días les digo la verdad absoluta e indiscutible: Windows 8 está bien hecho así que no hay excusas, el tema es que está mal aplicado y por eso la gente no lo entiende ni lo disfruta ni lo elige libremente, me explico:

Si usted toma una tablet con Windows 8, de las cuales ya hay bastantes en el mercado, se dará cuenta en pocos minutos que usarla con los dedos es un placer que no le envidia nada al iOS, de hecho tiene ventajas sobre este, como poder tener abiertas y visibles dos App al tiempo, y las desventajas suelen ser las mismas de siempre, que aun no hay suficientes aplicaciones, pero eso con el tiempo deja de ser problema, el caso es que las que hay hacen la tarea y muy bien hecha. Además las tablets con Win8 tienen MS Office, que es practicamente el mismo Office que usa en el computador de escritorio, solo que sin algunas cosas avanzadas , pero en general, es casi un Full Office, completamente legal e integrado en cada tablet sin pagar un peso más, en cambio en iOS tendrá que pagar por las distintas alternativas que ofrezca la competencia, y estas, por buenas que sean, no serán oficiales, apenas compatibles y ya.

¿y cuál es el problema? El problema es que a la gente de Microsoft se le ocurrió integrar este hermosos sistema operativo táctil con el sistema operativo tradicional; crearon una especie de Frankenstein entre los dos, así que si ud tiene un pc no-tactil como el mío, aunque podrá usar la interfaz y la mayoría de Apps para Windows 8 con su ratón y su teclado no tendrá una experiencia tan placentera como si lo hiciera con sus dedos sobre una tablet, y lo peor es que la mayoría de Apps para Windows 8 son menos capaces que su versión full para PC o incluso su versión Web, por ejemplo:
  • Windows Mail es un cliente de correo excelente, mis únicas quejas son que toca ingresar a la configuración y mover un par de cosas para que indexe correos anteriores a cierta fecha porque por defecto solo mostrará correos recientes, además la versión Web de la mayoría de los correos electrónicos tiene más opciones y personalizacones, así que la mayoría de las veces termino usando el navegador web para acceder a la versión web.
  • Yahoo Mail es una payasada, el peor cliente de correo que he visto recientemente, la versión web supera a la app sin problema.
  • Facebook, excelente, dificilmente necesitará la versión web, pero aun es necesaria para algunas cosas, de todas maneras no la siento inferior a la App para iOS
  • Twitter: La App para mi celular es más poderosa que la App para Windows 8, incluso la versión web es mucho mejor.
  • Internet Explorer; muy bueno pero el manejo de las pestañas no me resulta cómodo con ratón y teclado, siempre opto por el Internet Explorer de escritorio, que también viene instalado.
  • Evernote: Para mi, la mejor App para llevar notas, es verdaderamente buena en su sabor App de Windows 8 pero la versión PC es mejor, más rápida y fácil de usar.
  • OneNote, la competencia de Evernote por parte de Microsoft... es tal vez la app más hermosa que he visto para Win8 pero definitivamente el placer radica en usarla con los dedos, se siente uno como comiendo pollo asado con palitos chinos.
  • Adobe Reader: si solo necesita leer, no le envidiará nada a la aplicación de escritorio.
Y así sucesivamente, el problema radica en que las Apps nativas Win8 son bastante buenas para una tablet, incluso, no le envidian nada a las de iOS para iPad, pero no dejan de ser Apps de Tablet, además que usarlas con teclado y ratón le quita bastante el disfrute de usarlas.

Ok, entonces la solucion es simplente usar las versiones de escritorio y pasarse la nueva interfaz por la faja como decimos en Colombia... pues sí, es una solución, usted oprime la tecla Windows de su teclado, y busca el programa de la misma manera que lo hacía en Windows 7, pero....

Pero la idea no era esa, ¿para qué tanto trabajo en integrar los dos mundos si la gente solo va a usar el nuevo mundo para ir lo más rápido posible al mundo anterior? Es como las versiones anteriores de Internet Explorer, la gente solo las usaba para descargar Google Chrome o Firefox... cosa que aun muchos hacen ahora, triste pero cierto.

Ojalá Microsoft me escuchara y/o se diera cuenta que la interfaz Metro y esas cosas nuevas de Windows 8.x son una maravilla en una tablet, y con eso pueden competir con Apple si logran poner suficiente oferta de tablets y a precios competitivos; pero montar a todo el mundo en su plataforma táctil pero amaestrada para ser usada con ratón y teclado es definitivamente menos chévere de lo que debería, no deja una buena primera impresión y la gente le coge pereza a la plataforma. Se vende porque ya no se ofrecen sistemas anteriores, pero la gente no está emocionada comprando Windows 8, lo cual es una lástima siendo la maravilla que es, porque de verdad que me encanta.

Además que viene el complique de siempre con MS, que ahora hay varios sabores y ofertas; ud puede comprar un PC no tactil con Windows 8... o sea, paila la nueva experiencia; también puede comprar un Laptop tactil con Windows 8, y la experiencia depende del hardware, si el monitor se puede voltear y dejarlo como tablet pues cheverísimo, si no pues es mejor que no-tactil pero pierde el placer de usarlo como una tablet de verdad. Si lo compra en tablet puede comprar la tablet 'sencilla' que solo recibe Apps Win8 lo cual es la experiencia tablet más pura y la que yo recomendaría; pero también puede comprar la tablet Pro que tiene en una tablet el sistema Full que recibe también aplicaciones de escritorio, y la verdad no sé qué tan chévere será eso, especialmente porque siendo tablet la idea sería usarla como tablet, con los dedos, pero las aplicaciones de escritorio no están hechas para ser usadas con los dedos así que la usabilidad se verá comprometida... ahh pues le compra teclado y ratón... ok, pero entonces no que quería una tablet? En fin.

Bien hizo Apple en no mezclar su sistema operativo de computadores con el sistema de sus tablets, y bien hizo Microsoft en no copiar a Apple, pero si algo hubieran copiado, qué bueno sería que hubieran copiado eso de no mezclar las cosas.

Otro dolor de cabeza es para los desarrolladores, que entonces tienen que lidiar con desarrollar Apps que además de ser táctiles también se puedan usar con teclado y ratón, cosa que los desarrolladores de Apps para iOS no tienen que hacer y si tienen un público más grande por la antiguedad y popularidad del iPad.

Microsoft hizo un excelente trabajo con Windows 8, pero les faltó haber leído esa frase de «al pan, pan, y al vino, vino»

Hasta la próxima, y espero hacerme pronto a uno de esos PC-tablet con Windows 8, realmente me gustan más que el iPad y hay algunos a precios que valen la pena, mi primer opcionado es el Acer Iconia W5 pero si me gano la lotería me compraría un Sony Vaio Duo

Hasta la próxima... 


miércoles, 5 de febrero de 2014

El vivo vive del bobo.

Los años no llegan solos y a mí me han traído un clasismo casi enfermiso, no me refiero a las clases económicas sino culturales e intelectuales; aquellos que demuestran poco nivel evolutivo me resultan cláramente inferiores y creo que sus acciones justifican mi discriminación hacia ellos; no planeo matarlos, no tengo cómo, pero si se mueren no me harán falta.

Ejemplos tengo miles, pero hoy se me ocurre uno, el de los vivos y genios que hacen doble fila en todas partes, es decir, los bobos hacemos la fila oficial mientras los vivos hacen una fila al lado sin la más mínima vergüenza y se van colando a la fuerza o aprovechando descuidos de los bobos, además que algunos bobos son además retrasados mentales así que se creen buenos ciudadanos dándole paso a los vivos.

Hace dos semanas salí a almorzar con mi madre y ella quería ir a Hacienda Santa Bárbara, centro comercial bogotano al que hace milenios no voy, así que salí en lo que llaman «piloto automático», tomé a carrera séptima carril central hacia el sur y cuando pasé el centro comercial recordé que debía hacer un giro en U, vi el semáforo y este tenía 3 luces, dos para girar y una para los que siguen derecho, la lógica me dijo que si había dos luces para girar pues debía haber dos carriles para girar así que tranquilamente paré al lado del carro que estaba haciendo la primera fila y en ese momento noté que no había tal segunda fila, es decir, yo, Andrés el papá de la cultura ciudadana automotriz estaba cual salvaje haciendo lo que más odio, afortunadamente era un domingo de poco tráfico así que no hice ningún trancón porque de lo contrario la vergüenza me habría hecho arrancar e irme hasta otra parte donde pudiera hacer el giro correctamente.

Para el subdesarrollado promedio ese suceso no tiene relevancia, hacen la doble o triple fila sin problema, no les importa el trancón ni que les piten ni nada, no sienten vergüenza alguna, incluso se sabe de algunos especímenes que hasta sienten orgullo; pero para mí, es algo traumático, me hizo sentir un ser inferior, un salvaje cualquiera como esos que tanto odio, así que sieguí pensando en el tema y en cómo funciona eso en la sociedad de esta patria y observé con más atención las filas de carros en cada cruce por donde yo pasaba; me di cuenta que en la gran mayoría, si hay más de 3 a 5 carros haciendo la fila correcta, el siguiente o alguno de los siguientes carros que lleguen va a intentar crear una nueva fila para no tener que esperar a que pasen los carros que ya estaban en la fila principal.

Inicialmente creí que el problema se basaba únicamente de subdesarrollo e ínfulas de viveza e inteligencia; pero luego me di cuenta que esas cuasi personas que hacen la segunda fila suelen obtener excelentes resultados sin mayor esfuerzo, y eso se debe a que gran parte de los que hacen la fila principla son unos tarados de concurso; el semáforo se ilumina en verde y los de la fila oficial como que no lo pueden creer, tardan varios segundos en salir de su asombro y reaccionar, el que les sigue también se toma su tiempo y así sucesivamente; estos lapsos entre tarado y tarado hacen que los vivos puedan meterse tranquilamente y beneficiarse de la idiotez de los demás.

Hacer la fila correcta es siempre mi única opción, pero no por eso dejo de darme cuenta que estoy en la fila de los imbéciles así que es la que menos avanza mientras que la de los vivos ya desapareció;  además que me dan gana de dar un premio Grammy a cada buen samaritano que no por lento en arrancar sino que a propósito cede el paso a los vivos de la fila pirata y hasta le sonríe orgullozo de su muestra de nobleza y civismo.

Entonces, finalmente veo que el vivo no solo vive del bobo, sino lo que es peor: EL VIVO VIVE DEBIDO AL BOBO; porque tiene que ser uno demasiado idiota civilizado como para hacer la fila correcta a pesar que está compuesta en su mayoría de imbéciles y por ende está bíblicamente destinada a ser la más eterna de las filas; es casi una invitación de la naturaleza a volverse 'vivo' y unirse a el resto de salvajes que hacen de Bogotá lo que es hoy, una selva en todo el sentido de la palabra.


Hasta la próxima....

miércoles, 17 de julio de 2013

La probabilidad

A finales del año pasado terminé de leer el libro sobre la Biografía de Steve Jobs y creo que aparte de tratar en algunos apartados sobre temas tecnológicos, es en general un libro fascinante incluso para gente que no entienda la diferencia entre Wndows y Mac OS.

La fascinación por Jobs está relacionada con las decisiones que tomó en su vida, su talento, su ingenio, increíble carácter, sentido artístico, confianza absoluta en sí mismo y otras cosas; su vida está llena de elementos increíbles, y lo repito, mucho más allá de temas tecnológicos, eso es lo de menos.

Algo que me interesó mucho es que Jobs siempre fue un hombre ateo, no sé si sea la palabra correcta pero el caso es que no creía en Dios, y en la práctica, nunca pareció necesitar de Dios, con sí mismo se bastaba y le sobraba; en su vida le fue bastante bien después de todo, y no me refiero al tema económico o a su éxito empresarial. Pero al final de sus días afirmó haber escuchado a una artista interpretar algo tan increíble que llegó a pensar en la existencia de Dios; incluso, antes de morir reflexionó y pensó en que la vida no se podía terminar así de simple como cuando apagas un aparato electrónico, llegó a pensar que había algo más... ahora debe saberlo en caso que sí haya algo después de la muerte, o nunca lo supo en caso que no exista más, pero nosotros no lo sabremos mientras vivamos, todo lo que se "sabe" ahora es cuestión de fe, pero no hay pruebas científicas de absolutamente nada. Los fanáticos religiosos dicen que Jobs murió de cáncer por no creer en Dios, yo me pregunto si al haber creído habría vivido eternamente o si el cáncer es una enfermedad exclusiva de los ateos. Gran estupidez. (Este fue un párrafo no apto para fanáticos religiosos).

Ahora contenido apto para fanáticos religiosos: Yo creo que aparte de sus enormes capacidades y talentos, Jobs tuvo algo de su lado que la ciencia no puede explicar tampoco, tal vez la estadística y la probabilidad son ciencias que pueden llegar a establecer como probable, pero con valores tan bajos que rayan en lo improbable; y se trata de la coincidencia de todas estas destrezas, talentos, momentos, situaciones, lugares... etc., en la universidad ya cursé y aprobé satisfactoriamente la mayoría de las áreas relacionadas con establecer la probabilidad de que algo ocurra bajo determinadas circunstancias, y me parece increíble que una persona como Jobs haya nacido en el país exacto y su vida se haya desarrollado en el momento justo en la historia en la ciudad correcta para haber iniciado su compañía, es decir, con todos sus talentos y capacidades jamás habría logrado iniciar Apple de haber nacido en África o en Haití o en Colombia o en la mayoría de los países del mundo; la vida lo dejó preciso en el país más desarrollado tecnológicamente del mundo para la época, justo en el estado y la ciudad correcta (junto al hoy llamado Silicon Valley), y no le bastó con eso a la vida, también lo puso allí en el momento justo de la industria en que los computadores estaban apenas en sus inicios, luego un par de jóvenes podrían, con algo de talento e intelecto, diseñar y construir un computador con capacidad de competir contra las grandes empresas de su industria; la vida puso a Jobs en el momento justo, 10 años antes no existiría lo que encontró en su época, así que debería haberse dedicado a otra cosa, como a la filosofía o las artes que tanto le gustaban; 10 años después y la industria habría estado demasiado desarrollada como para que un par de jóvenes pudieran competir contra gigantes como IBM, los computadores estarían tan desarrollados, serían tan complejos y requerirían de elementos tan costosos y sofisticados para su diseño y construcción que habría sido imposible para Jobs y Wozniak entrar y competir. 

Además de eso, como si no bastara estar en el lugar correcto y el momento correcto, la vida dotó a Jobs con cualidades tan escasas como los diamantes, y que juntas solo se han encontrado muy pocas veces en la historia de la humanidad; la vida dotó a Jobs de un talento indiscutible, disciplina militar, confianza en sí mismo que raya en la locura.... sí, la locura.

A mi parecer, tantas y extraordinarias coincidencias se escapan de la matemática, distan mucho de lo probable, me hacen pensar en que existe algo más allá que mueve algunas fichas con propósitos específicos con perfecta sutileza para que no se note, para que parezca normal, pero a veces, como en este caso, las situaciones son tan extraordinarias que hacen pensar en una fuerza superior. Los que conocieron a Jobs dicen que hasta su tono de voz, su mirada y su facciones tenían un gran poder para influenciar a los demás y lograr que hicieran cosas que se consideraban imposibles; no es exagerado que hoy en día, e incluso cuando estaba vivo se le pusiera al nivel de Leonardo da Vinci o Gutenberg, personas que como Jobs no solo iniciaron cambios tecnológicos sino culturales, sociales, etc.

Y ni más faltaba, no vine a escribir de religión, solo quise dejar claro que hay elementos en la vida que carecen de explicación matemática o científica, posibles desde el punto de vista estadístico pero tan poco probables que me hacen pensar en que hay algo más allá. No tiene lógica científica ni utilidad evolutiva que usted o yo podamos apreciar y disfrutar un amanecer, la puesta del sol, la belleza de un atardecer. La ciencia no ha logrado explicar qué utilidad tiene para un ser humano conmoverse por una pieza musical, o con qué objetivo el cerebro de algunas personas ha desarrollado increíbles talentos artísticos que de nada le sirven a los demás animales, no les sirven para proveer alimento ni ningún otro bienestar ¿por qué nosotros sí?

Somos muchos millones de personas en el mundo, cada segundo nacen al rededor de 5 personas y mueren 2 , pensar que cada persona tiene todas las posibilidades de ser feliz, desarrollar su vida en en entorno más apropiado o contar con los talentos, recursos e intelecto apropiados es una utopía; lo más probable es que usted sea una persona que se esfuerza a diario para salir adelante con lo que la vida le ha dado, difícilmente usted es en este momento una persona especialmente dotada, no creo respetado lector que usted sea el talento más grande en algo o que tenga el nivel intelectual más alto para alguna actividad, simplemente es  una persona normal, que hace lo que puede con lo que tiene; si algo lo puede sacar adelante es la disciplina y la perseverancia, ese par son tal vez el único camino al éxito que tenemos los normales.

Es muy poco probable que la vida nos ponga algún día el trabajo perfecto para nosotros (no me refiero al mejor pago, porque eso es otro tema), tampoco es probable que terminemos viviendo en el país más apropiado para nuestra forma de ser, ya quisiéramos las personas frías vivir en Noruega, lejos de esta cultura tropical y bulliciosa... ya quisieran esos miles de chinos que se suicidan cada año por exceso de trabajo, explotación y falta de amor, haber nacido en latinoamérica o en Francia o en Suiza.

Su trabajo ideal puede estar en Bangladesh esperándolo, pero lo más probable es que usted nunca se enterará, así mismo lo más probable es que otra persona tendrá ese trabajo, y esa persona probablemente no lo disfrutará tanto como usted lo haría, ni será tan buena en él, así es la vida, así es el mundo.

Usted puede ser un hombre lo suficientemente alto para sobresalir en el baloncesto, pero es muy probable que no tenga el talento suficiente ni el interés, hoy puede ser periodista o odontólogo; hay mujeres lo suficientemente bellas para haber sido modelos exitosas, pero no les interesa, o disfrutan más siendo psicólogas o ingenieras; toda mi vida he soñado con ser piloto de carreras y soy apasionado por los autos, pero en latinoamérica se necesita de mucho dinero propio o familiar para tener éxito en esa actividad, el sueño de muchos latinoamericanos es ser futbolistas profesionales, pero el talento y la disciplina no les dio para hacer su sueño realidad, aun a pesar que es de los pocos deportes que no requieren de mayor presupuesto.

La mujer o el hombre de su vida puede estar en Singapur en este momento, pero lo más probable es que usted nunca llegue a conocer a esa persona, y en caso que lo haga, las probabilidades de que usted también sea el hombre o la mujer de la vida de este ser humano es remota, cada cual se "junta" con lo mejor que ha encontrado, afortunadamente la vida es bella y las personas normalmente llegan a amarse profundamente a pesar de innumerables diferencias e incompatibilidades, otros pasan por la vida sin encontrar a alguien con quien quieran compartir el resto de su vida y quien quiera compartir el resto de su vida con ellos o ellas.

Algunos nacieron con tan pocas aptitudes que están destinados al fracaso, después de todo somos seres de la naturaleza, y en la naturaleza hay de todo, siempre habrá una cebra más lenta que las demás, esa cebra será la que comerán los leones, si todas las cebras pudieran escapar, los depredadores se habrían extinguido hace muchos años y eso traería sus propios problemas, tanto o más graves.

En el mundo hay de todo y para todos, se sabe de exitosos deportistas que han muerto de un infarto antes de los 30 años, a otros les ha caído un rayo; personas del común como usted o como yo han ganado la lotería, personas buenas y exitosas que tenían toda una vida por delante mueren cada año víctimas de atracos callejeros o accidentes de tránsito, otros exponen su vida a diario y mueren de viejos.

Creo que siempre hay que hacer algo para llevar una vida al menos un poco más interesante de lo que las situaciones de la vida le imponen a uno, no todos pueden hacerlo todo el tiempo, pero siempre hay que tener una chispa, un brillo en los ojos, una voluntad, un sueño, un anhelo que esté lejos de la normalidad, de lo que nos impone la sociedad o las experiencias y opiniones ajenas.
C'est la vie.

miércoles, 3 de julio de 2013

Windows 8

Recuerdo este gracioso video, en donde Steve Ballmer (Microsoft) se burla del recién presentado iPhone diciendo que es un costosísimo teléfono y que no aplica para la gente de negocios porque no tiene un "teclado", además se ve muy confiado de que Microsoft vende un montón de teléfonos con Windows Mobile mientras que Apple hasta ahora no tiene ninguno y va a ingresar al mercado con el teléfono más caro del mundo.
A menos que haya vivido en una cueva por los últimos años se dará cuenta que este señor, hoy CEO de Microsoft (en adelante MS), se habrá tenido que comer sus palabras; el costoso iPhone de Apple no solo fue un éxito total nunca antes visto, sino que cambió la industria, dejando atrás y por mucho a los anteriores líderes del segmento entre los cuales estaba Blackberry, Nokia con su sistema operativo Symbian y otros fabricantes con el sistema de MS: Windows Mobile.
El éxito fue tan grande que no solo cambió la industria de los omnipresentes teléfonos celulares sino que creó nuevos segmentos, entre ellos el de las tablets (que los puristas del idioma llaman tabletas... aunque suena inmundo); y esas tablets están acabando (o acabaron) con el mercado de los Netbooks, que eran básicamente unos minicomputadores, muy baratos, relativamente pequeños que debido a su tamaño y especificaciones se usaban como una forma barata de acceder a Internet y/o hacer alguna que otra labor informática de corta duración; dichos aparatitos llegaron a ser medianamente populares hasta que Apple lanzó su tablet iPad ya que por un valor muy similar (aunque superior) entregaba un aparato realmente portátil con mayor duración de batería, millones de veces más rápido y con un sistema enfocado específicamente a dichas labores; hoy en día una gran cantidad de personas tienen una tablet (no necesariamente un iPad) y la mayoría de los que no tienen desean tener una.
Teléfono con el sistema Windows Phone

Microsoft se equivoca, sí, no es la primera vez; pero definitivamente tiene un orgullo y un estatus que defender; MS no sale corriendo a sacar un producto cualquiera hecho de afán solo para competir y decir «vean que yo tambíen». Mícrosoft es una empresa enorme y seria, que responde de una manera más lenta pero definitivamente mejor, hace muy poco que MS respondió al iPhone de Apple con su sistema operativo Windows Phone, el cual reseñé hace un par de años. No se trató de una simple imitación del iPhone como hizo Google con su hoy popular sistema Android, sino de una verdadera nueva propuesta, que hoy en día tiene pocos (entre ellos yo) pero satisfechos usuarios.
MS ha llamado el nuevo concepto «Metro» y ha determinado una nueva forma de diseñar aplicaciones móviles, luego no fue necesario mucho tiempo para que pensaran en un sistema similar para una nueva familia de tablets llamada «Surface» que competirían directamente con el iPad y las tablets Android.


Como es usual en los productos Microsoft, hay varios sabores, y a cada sabor se le puede combinar con adicionales, que si en cono o en vasito, en fin, no es mi forma favorita de ofrecer productos pero bueno, es su estilo y ahí van, yo aunque gusto más del sistema Windows, prefiero la forma de Apple de vender los productos, es decir, un único producto y tal vez diferentes tamaños; elegir entre más opciones no es agradable para mí, y creo que cuando una empresa se centra en pocos productos, estos llegan a ser mejores que cuando disparan a todas partes, pero claro, Microsoft es una empresa enorme, con recursos necesarios para hacer esas gracias y aun así dejar las cosas moderadamente bien hechas, eso espero porque ya les compré un teléfono con su tal Windows Phone, cualquiera diría que me lo regalaron por escribir sobre sus productos, pero no hay tal, mi blog no es patrocinado y yo escribo lo que me viene en gana.
Hay 2 tipos de surface; la RT y la Pro; la diferencia radica básicamente en que en la RT solo funcionan las aplicaciones tipo metro, que ellos llaman Windows Store Apps que son las que funcionan con la nueva interfaz, están hechas exclusivamente con el nuevo concepto Metro y obviamente están diseñadas para ser usadas en tablets, o al menos en entornos táctiles, es decir, son el equivalente a las Apps para el iPad.
La Surface Pro es diferente, ya que es como un computador tradicional solo que tiene la forma y el tamaño de una tablet, es decir, además de correr las aplicaciones que acabamos de mencionar, también trabaja con las aplicaciones tradicionales que se solían instalar en computadores con Windows 7 por ejemplo; a la larga es un computador normal, solo que metido en la carcasa de una tablet.
Y si se puede hacer eso pues claro que el mismo sistema operativo se puede meter dentro de un computador tradicional, a la larga solo faltaría el monitor táctil, pero MS ha tenido bastante cuidado en hacer que las Apps manejables con el dedo, funcionen también con el viejo y conocido mouse, es decir, tenemos un nuevo sistema operativo que sirve muy bien para las 2 cosas, se llama Windows 8.
Si usted, al igual que yo, tiene un computador con Windows 7 y decide actualizarse a Windows 8 tendrá básicamente la misma impresión, es decir, apenas arranca y queda listo para usarlo queda como la tablet de la imagen anterior, la mayoría de las aplicaciones nuevas que vea ahí serán de tipo Metro o Windows Store Apps que se llaman oficialmente, entonces hay un Internet Explorer estilo Metro y obviamente con botones grandes porque está dirigido a dispositivos táctiles, así:

El signo (+) en la parte superior derecha no es el re-diseño de la [X] que servía para cerrar los programas antes, se trata de un botón para abrir una nueva pestaña, y como podrá ver, no hay botón para cerrar la aplicación, la idea principal es que uno no cierra las aplicaciones, el sistema lo hace por usted cuando ya no las está usando (pero conserva el estado en el que estaban por si las quiere volver a abrir), pero si usted desea cerrarlas pues debe arrastrarlas con su dedo desde la parte superior hasta la parte inferior.
Todas las nuevas Windows Store Apps se bajan de la tienda, es decir no vienen en CDs ni en DVDs ni en VHS ni en memorias USB, etc., se obtienen únicamente a partir de la tienda, esto simplifica el proceso ya que solo se busca la aplicación, se da click en instalar o comprar en caso que no sea gratuita y listo, el sistema se encarga de todo, no hay más preguntas pendejas que en dónde quiere instalar, que si quiere accesos directos que si una cosa o que sí la otra, es como una aplicación de su celular, no pregunta tanta bobada y se instala de manera muy sencilla, eso sí, todas muy de la misma filosofía gráfica. 
Entonces abajo no hay barra herramientas ni botón (Inicio) ni relojito a la derecha, ni nada, es la aplicación que está usando y punto, si desea seleccionar otra aplicación pues presiona la tecla Windows en su teclado o tablet y vuelve a donde estábamos antes, donde puede seleccionar otra aplicación, la que ya tenía puede quedar minimizada o puede reducirla en un lado para dejar de principal a la anterior o al contrario, en fin.
Si usted abre por ejemplo Skype y lo deja en «Snap View» queda a un lado mientras sigue trabajando principalmente en otra aplicación, en este caso Internet Explorer, el detalle con el círculo naranja no hace parte de Windows 8, solo se utiliza en esta imagen para mostrar la división entre las dos aplicaciones 



Ahora, si por el contrario desea trabajar principalmente en Skype y dejar en Snap View a Internet Explorer también lo puede hacer, solo debe arrastrar la barra, de los punticos resaltados dentro del círculo naranja de la imagen hacia el otro lado y el resultado será así:

Entonces ahora puede trabajar en Skype con mayor comodidad mientras Internet Explorer aun está activo y visible aunque en Snap View.
La idea es que usted puede hacer esto con casi todas las aplicaciones del tipo Windows Store Apps, en un computador tendrá entonces 2 posibles vistas:
  • Una aplicación ocupando toda la pantalla mientras otras quedan minimizadas.
  • Una aplicación ocupando la mayor parte de la pantalla mientras otra queda en Snap View y las demás minimizadas.
En una tablet tendrá además la vista en modo vertical por supuesto.
En una próxima actualización de Windows 8, que por ahora parece que se llamará Windows 8,1 que ya estoy probando, hay más posibilidades, se pueden tener más aplicaciones visibles al mismo tiempo, hasta el momento he logrado 2 en Snap View ocupando creo, la mitad del monitor, y otra ocupando el espacio restante, por el momento no todas parecen soportar este tipo de vista, pero aun no es una actualización definitiva así que hay tiempo para que los desarrolladores y/o MS hagan sus ajustes. Todo depende del tamaño de su monitor, y me refiero a la resolución; en un monitor típico de portátil, que suele tener 1366 pixeles de ancho, no se espere tener más de dos Apps visibles al tiempo, simplemente no hay espacio para tanto; el monitor de mi computador de escritorio tiene 2048 pixeles de ancho, así que hasta el momento parece que tengo derecho a una App adicional en Snap View; y todo indica que se permitirán hasta 4 aplicaciones visibles simultáneamente si su monitor tiene una resolución de 2560 pixeles de ancho. Adicional a esto en esta actualización hay forma de mover de una manera más libre el separador entre las aplicaciones, lo cual me ha permitido poner dos aplicaciones ocupando cada una la mitad del monitor; obviamente debe tener un monitor de una resolución considerable, como el mío o uno mayor.
La usabilidad y/o practicidad de Windows 8 depende del usuario y de la máquina, definitivamente es un disfrute total en un monitor táctil, normalmente encontrado en las famosas tablets; un monitor táctil en un computador tradicional de tipo portátil o escritorio no es tan práctico ya que tenerlo en modo vertical hace que operarlo requiera de más esfuerzo que si está horizontal, y la industria ha comprobado que a la gente no le gusta usar los monitores táctiles verticales, el cansancio llega muy rápido luego el uso se vuelve tortuoso.
Si va a tener un monitor no-táctil pues tiene usted una ligera desventaja ya que el sistema y sus aplicaciones están enfocadas al uso táctil, luego hay mucho deslizar arriba, abajo, a los lados, arrastrar en las mismas direcciones, etc, entonces es fundamental tener un muy buen mouse, yo compré el Microsoft Explorer Touch que en el mercado colombiano cuesta alrededor de $95.000 pesos.
Imagen de Microsoft

La gracia de este tipo de Mouse es que ya no tienen la famosa ruedita arriba que servía para desplazarse hacia arriba y hacia abajo; ahora tienen una superficie táctil, lo cual permite desplazarse hacia los lados también :)
Otro Mouse excelente para Windows 8 es el Logitech T400 que no logré encontrar en las tiendas bogotanas pero teóricamente vale lo mismo y funciona de una manera muy similar aunque parece tener más funciones. También hay dispositivos de tipo Touchpad, que son como superficies táctiles similares a los mouse de computador portátil pero mucho más grandes y que soportan diferentes gestos, es lo más cercano que se puede llegar a una usabilidad Touch sin tener un costoso monitor Touch, sé que en el mercado nacional se consigue la Logitech TouchPad T650 por algo más de cien mil pesos. 
Imagen de Logitech

Desafortunadamene Microsoft aun no permite que el desplazamiento con estos dispositivos sea tan fluido como en un entorno táctil, aun con estos mouse al hacer el Scroll vertical, la interfaz se desplaza a saltos en lugar de hacerlo de una manera fluida, por momentos lo hace sentir a uno de vuelta en Windows 95; creo que podrían aprender algo de Apple cuando crearon el Magic Mouse, que brinda un desplazamiento fluido y no a saltos.
Ya superado el tema de la usabilidad hay un dilema, el Windows 8 para computadores permite también ejecutar las aplicaciones tradicionales de diga usted... windows 7 por ejemplo; y dichas aplicaciones no tienen nada que ver con el nuevo "sistema", entonces ellas corren dentro de un escritorio tradicional como el que usted ya conoce, con la [X] para cerrar, con barra de tareas abajo, con reloj a la derecha y demás; casi que se sentirá en Windows 7 salvo por algunas novedades gráficas y de funcionalidad que no discutiré acá para no alargar este post.
Siendo así, lo natural es que la gente se resista al cambio, prefieren el entorno conocido que de hecho es mucho más práctico de usar si usted no tiene un monitor táctil, entonces debido a las bajas ventas de las tablets con Windows 8 y Windows RT, lo que más se vende con el nuevo sistema son computadores, y todos estos tienen la posibilidad de usar las aplicaciones tradicionales, luego la gente aplica el viejo refrán «más vale malo conocido que bueno por conocer» y debido a que no se toman el tiempo de aprender, siguen derecho a su entorno tradicional, lo cual ha limitado la popularidad del nuevo sistema, lo cual trae otra desventaja: los desarrolladores no perciben muchos usuarios así que a pesar de los miles de aplicaciones que ya hay disponibles, aun faltan muchas importantes, por ejemplo una App oficial de Facebook (solo hay aplicaciones hechas por terceros, y de calidades muy variables), y otras son apenas "por cumplir" con tener App de Windows 8, como es el caso de la App del correo de Yahoo, que no soporta ni siquiera arrastrar los correos a la papelera para borrarlos, creo que Yahoo no hizo nada que no hubieran podido hacer en Windows 3.1; ingresar directamente al correo de Yahoo por medio de Internet Explorer es de lejos una experiencia mucho más moderna y usable; lo mismo pasa con la App de Twitter que hace apenas lo mínimo y nuevamente, usar una App desarrollada por terceros como Metrotwit  es mil veces mejor.
Microsoft tampoco ha ayudado mucho ya que su software insinia, el Office en su versión 2013 corre en el entorno tradicional en lugar de ser una App de tipo Windows 8, lo cual obliga hasta al más fanático a devolverse a la interfaz anterior para usar el software de oficina más popular del mundo. En las tablets que solo tienen Windows RT sí hay una versión de Office más o menos de tipo Windows Store App, pero carece de una que otra característica; la buena noticia es que viene pre-instalada en cada tablet Windows RT lo cual es una ventaja competitiva monumental.
Así pues, concluyo que Windows 8 vale la pena, como actualización a Windows 7 es una opción de bajo costo, para computadores nuevos no hay otra opción, y definitivamente es el futuro... de no serlo sería el descalabro más grande de la industria en la historia reciente, y no creo; pero sí falta popularizar mucho más la plataforma y la interfaz Metro.
La culpa después de la falta de popularidad es directamente de MS por haber tardado tanto en darse cuenta de cuál era el futuro de los teléfonos móviles, los cuales fueron quienes iniciaron la revolución, Microsoft entra de último al mercado móvil, tanto de los teléfonos como de las tablets, y el mercado ya está lleno de dispositivos iOS y Android, incluso la moribunda Blackberry alcanzó a sacar al mercado su propia tablet Playbook, la cual ha tenido ventas muy "discretas", pero al menos reaccionó primero que Microsoft.
MS ha tomado medidas extremas como subsidiar sus teléfonos móviles en mercados clave como Estados Unidos, hace no mucho se dieron en lujo de ofrecer el Nokia Lumia 900 en 99 dólares, y luego en 49 dólares, lo cual es obviamente una estrategia coordinada con los operadores para posicionar los productos a como de lugar, faltó poco para regalarlos.
Aun los teléfonos con Windows Phone son poco populares aunque ya superaron a los Blackberry en algunos países clave, pero están aun lejos de ser tan populares como los iPhone o los equipos basados en Android; esto hace que el interés de los desarrolladores aun sea limitado; de hecho aun no tenemos una aplicación Oficial de Facebook para Windows Phone, es Microsoft quien se ha encargado hasta el momento de su desarrollo; y obviamente tampoco tenemos esa y muchas Apps populares para Windows 8, lo cual dice mucho de la popularidad actual, así pues MS está gastando toneladas de dinero en promover su nueva plataforma mientras Apple disfruta de haber golpeado primero.
En resumen, me actualicé a Windows 8 y estoy contento, es emocionante lo bueno que está por venir y la competencia que se viene ahora que como es natural, nos beneficiará a nosotros, los usuarios.
Me ha gustado tanto que hasta tomé la decisión de aprender a diseñar o desarrollar aplicaciones para Windows 8, y me he puesto como meta terminar una App en los próximos meses, les notificaré cuando esté lista en el Windows Store.
Hasta la próxima...








martes, 21 de mayo de 2013

La contracultura tecnológica.

De un tiempo para acá me he dado cuenta que como el chavo, "sin querer queriendo", resulto eligiendo todo lo contrario a lo que las mayorías eligen; ahora que todo el mundo quiere vivir en un apartamento de 2x2m yo sigo soñando con vivir en una casa por ahí de los 80´s. Con los carros pasa lo mismo, hoy en día las transmisiones son automáticas, tiptronic, electrónicas, computarizadas y cuanta cosa, yo siempre prefiero los automóviles con transmisión manual, y embrague, para mí es más fácil, a pesar que el común de la gente opine lo contrario y de hecho, para ellos sea lo contrario; yo viviré en alguna de las pocas casas queden cuando las mayorías estén felices viviendo en esos cubículos costosísimos que llaman apartamentos; en fin, yo soy así y ya estoy viejo, tengo 32, y no creo que cambie a estas alturas del paseo.
Con los teléfonos celulares me pasa lo mismo, a mí lo que todos gustan o no me gusta o no lo puedo pagar; en el caso del iPhone me pasan las 2 cosas, ni me gusta ni lo puedo pagar, ese diseño de interfaz de usuario lleno de íconos - botones tipo 3d como burbujitas no es para mí, admiro desde el fondo de mi alma el diseño del hardware, es decir, el aparato es precioso desde el iPhone 4, es una pieza de joyería hermosísima, y la usabilidad es excelente, pero no puedo con la interfaz, yo sé que de resto es una maravilla pero definitivamente no puedo con eso y para completar, no puedo pagar un iPhone 5, cobran un dineral por el aparato, que uno no sabe cuándo se lo puedan robar y además toca meterse en un plan de cientos de minutos, mensajes y navegación cuando yo de verdad solo necesito la navegación, uno que otro mensaje y unos pocos minutos al mes, menos de 100, es que a veces me sobran los 40 que tengo en mi plan de Movistar, para darles una idea; es que no tengo a quién llamar, sí, pero cuando tenga pues la pongo en elegidos del mismo plan y me dan 1000 minutos, que me parece una barbaridad, cualquier relación se acaba hablando 1000 minutos al mes, Dios me ampare. El resto de mis comunicaciones son por Whatsapp, a mí como que lo que menos me gusta de los teléfonos es tener que usarlos para hablar por teléfono, me estreso, me pica, me da como cosita, me desespero y cuelgo rápido.
Que andaba con el viejo Nokia con push screen hace un tiempo y sí, resultó ser, a pesar de todo un buen equipo, que le di golpes, la mayoría con toda la intención de destruirlo porque me desesperaba, y el miserable nunca tuvo la delicadeza de dañarse... esta es la hora que sigue funcionando.
No sé en qué momento comenzó a popularizarse la plataforma Android y ahora resulta que es el nuevo flecha que llaman acá (porque todo indio tiene uno «chiste bobo»), pero el caso es que aplica porque en los tiempos dorados de Blackberry todos andaban con esos aparatos, y ahora están siendo sustituidos por androides de todas las marcas, tamaños y colores, los hay desde tan baratos como un Blackberry y tan caros como un iPhone, están por todas partes, parece que salieran en la cajita feliz de McDonald's.
Contra ellos tengo que no me gusta usarlos, mis padres, muy modernos ellos (de dónde creen que salí) compraron un par de Android hace rato, unos Motorola de gama baja que resultaron ser un cólico 24x7, la calidad del hardware era ofensiva, el software era confuso, complejo y requería un usuario Geek para solucionar sus constantes problemas que según foros de expertos en internet, se podrían solucionar fácilmente rooteando el teléfono, lo cual es una vaina de fanáticos tecnológicos medio hackers, que puede que a ellos les produzca orgasmos, pero a una persona del común no, nosotros solo queríamos que los aparatos funcionaran para lo normal, hacer llamadas, enviar mensajes, escribir por Whatsapp y ojear el Facebook, eso era lo que necesitaban mis padres, pero en esos aparatos, no fue posible.
En el cumpleaños de mi madre mi padre le obsequió otro Android, uno más moderno, más grande, y de la misma marca; inicialmente parece un gran avance, y de hecho con respecto a la porquería que tenía antes pues sí es un avance, ya el Facebook puede actualizarse sin acabar con la memoria interna y sin congelar el aparato, pero luego de un par de horas es la misma vaina, un poco de íconos que representan aplicaciones de todas las calañas habidas y por haber, de n-mil calidades, que parece que se hubieran puesto de acuerdo en una única cosa: todas usarse diferente las unas de las otras tanto como sea posible, no parecen estar siquiera corriendo en el mismo sistema operativo. Para mi señora madre, usar ese nuevo Android siempre fue y ha sido una labor más bien agridulce, es una plataforma poderosa pero confusa, cambiante, con opciones extrañas que alguien de casi 60 años no entiende ni tiene por qué entender; todas las aplicaciones se usan diferente, tienen los botones en lados diferentes, se navegan de forma diferente, si sabe navegar el correo no le garantiza poder navegar en el Facebook y no tiene punto de comparación con la app de Skype que necesita para hablar con su otro hijo que no vive en el país. Un desastre de plataforma, cada Android puede ser tan diferente con versiones de todo tan distintas que he visto usuarios de Android rascándose la cabeza mientras tratan de usar el Android de otra persona. Increíble que una cosa de esas tenga éxito, pero bueno, es un producto de Google, una empresa con uno que otro centavo que le ha servido para promocionar su plataforma en tantas marcas que se volvió omnipresente.
Pero volviendo al tema de la contracultura, la verdad es que sí puedo pagar por la mayoría de androides, pero simplemente no me atrae ninguno, conozco de cerca y he usado el Galaxy SIII y me aburre, bostezo de solo pensar en tenerlo, la calidad de la construcción tampoco impresiona, es un aparato plástico más en el mercado, creo que no hay nada que lo haga deseable, pero el tema es que recuerdo hace unos meses, ya bastantes que la gente de Microsoft tuvo la bondad de prestarme uno de sus nuevos y desconocidos Windows Phone para probarlo y la verdad es que me gustó, me han invitado a varios eventos de muchas cosas y la gran mayoría me han gustado tan poco que ni siquiera me he tomado la molestia de escribir al respecto, es que acá a uno no le pagan un centavo por publicar, así que yo publico lo que me atrae, lo que me gusta y lo que creo que vale la pena mi tiempo, por eso escribí esa reseña de Windows Phone y quedé con esa sensación de gusto por la plataforma.
Por aquella época en Colombia no los vendían así que me quedé esperando hasta hace poco que empezaron a llegar a los dos operadores diferentes a mío, eran caros, como todo acá, imaginen que en Estados Unidos el Nokia Lumia 900 lo empezaron a vender el 99 dólares y luego le bajaron a 49 dólares... mientras en Colombia estaba rondando el millón, se siente uno hasta idiota comprando algo así,  yo idiota o no, no tengo presupuesto para un teléfono de ese costo para que una semana después me atraquen y me roben como le pasó a un amigo con un Nokia Lumia 920 entonces seguí esperando y a principios de este año no me aguanté mas que mi operador Tigo no ofreciera equipos Windows Phone y me fui a Movistar donde tenían recién llegado el Nokia Lumia 510 por unos $350.000 pesos y un plan de Internet de 2GB además de 40 minutos y SMS por unos justos $53.000 pesos que no dudé en pagar.
Es un Windows Phone 7 básico, al extremo, lento al nivel de mi antiguo Nokia 5800 pero delicioso de usar, es la cosa más confiable que he tenido en mi vida y estoy contento con él. Ni pongo la foto porque creo que ya no lo venden, lo compré justo cuando salió Windows Phone 8 y los equipos con WP7 no son actualizables a WP8, cuando digo lento me refiero a las aplicaciones externas, es decir, la app oficial de Twitter se toma 18 segundos en arrancar, la de Facebook 27 segundos y es apenas para lo mínimo, no es precisamente un Facebook para fanáticos de esa red social, Whatsapp se demora 17 segundos, esas son las 3 más lentas, de resto todas son rápidas, el correo toma par segundos, mensajería de chat (Facebook, Outlook, etc) es casi instantáneo, en fin, obviamente no estoy diciendo que cada vez que voy a hablar con alguien por Whatsapp me toque esperar todo eso, no, una vez arrancada a aplicación, ir y venir entre ella y otra app solo toma unos 3 ó 4 segundos, nada grave; estoy contento, la cámara es excelente según la gente de GSMArena , es un placer escribir en él porque el monitor es de 4 pulgadas, lo cual hace que un iPhone se vea chiquito a su lado y al escribir se nota la diferencia, cada "tecla" sale de un tamaño decente y no toca tener dedos de niña de 5 años para escribir en el teclado virtual, que por cierto está muy bien hecho aunque me duele en el alma que no tenga Swype.
Por el lado malo les cuento que lo compré muy motivado porque tiene Microsoft Office, y yo soy estudiante de Economía entonces para mí el Excel es una vaina muy importante, entonces resultó que el Excel de Windows Phone hace de todo, parece de computador, tiene una que otra función avanzada como inmovilizar paneles y esas cosas, pero no puede hacer la simple operación de copiar y pegar una función, cosa que el horrible Excel de mi antiguo Nokia 5800 hacía sin problemas, peor aun es que los nuevos Windows Phone 8 tampoco lo hacen y la plataforma aun no es tan popular como para que tenga desarrollos alternativos al Office que viene de fábrica, entonces, sin esta función pues se queda muy corto, casi de visor porque no me imagino una hoja de Excel que no tenga fórmulas copiadas entre tablas, que es de lo más básico. Muy triste.
Al sistema le falta madurar un poco, le falta un centro de notificaciones de acceso inmediato, igual con un centro de settings / configuraciones, pero el tiempo lo traerá y por el momento se defiende sin problema, no me hace falta nada de Android ni de iOS, tal vez sí de Symbian (Gravity) que es hasta el momento el mejor cliente de Twitter que he visto en un dispositivo móvil, se come incluso a cualquier cliente de Twitter para tablets.
Otra cosa jarta es que no hay accesorios, viene con unos manos libres estéreo que sirven muy bien para llamar, pero la calidad de audio para escuchar música es deprimente, siempre está la opción de unos audífonos de otra marca, pero se pierde la funcionalidad de manos libres obviamente porque no tienen los controles para contestar ni el micrófono; los de otras marcas son icompatibles entre sí, es decir, un manoslibres de iPhone no le sirve a un Samsung Galaxy SIII por ejemplo (ya lo probé), y ellos no le servirán a mi Nokia, entonces el mercado de accesorios para Windows Phone está muy crudo por estas tierras; queda la opción Bluetooth que es por naturaleza compatible pero fácilmente puede valer lo mismo que el celular, o más.
La batería dura el día entero muerta de la risa, y eso que mi jornada es de 6:00 a 23:00, anoche llegué a mi apartamento en la noche(sí vivo en un apartamento, pero eso va a cambiar) y resulta que habían cortado la luz en el sector así que no pude poner a cargar mi celular, le quedaba apenas 23% de batería y cuando llega al 15% se pone en modo de ahorro lo cual limita las funciones de Internet, así que aproveché la oportunidad y desactivé esa opción de ahorro y lo dejé encendido toda la noche a ver en qué momento moría, la sorpresa fue que al despertar a las 5:30 todavía estaba encendido aunque claro el pobre estaba desesperado dando señales de auxilio pero afortunadamente ya había vuelto el fluido eléctrico así que lo puse a cargar en el momento justo. Sé de muchos Androids de última generación y iPhones de todas las versiones que no duran un 12 horas vivos sin ser conectados a la pared, así que me siento de maravilla con mi Windows Phone.
Hay aplicaciones de todo tipo y para cada gusto, es cierto que hay no se cuántos miles más para Android y iPhone pero a mí no me falta nada, incluso me encontré con la aplicación de reconocimiento de música SoundHound que resultó ser mejor que sus versiones para Android y iPhone ya que estando en un pub con mis amigos, la usamos al mismo tiempo en nuestros 3 equipos, mi Lumia, un Galaxy S3 Mini y un iPhone 4, resultando que la aplicación de mi WP fue la única que además de identificar la canción que estaba sonando también mostró inmediatamente la letra en donde iba, como por si uno se quiere poner a cantar tipo Karaoke, eso dejó a mis amigos con la boca abierta y con ganas de tirar entre la cerveza sus teléfonos. Me imagino que pronto harán esa mejora en las otras plataformas.
Hace muy poco el operador Tigo comenzó también a vender equipos Nokia con Windows Phone 8, y mi padre fue a cambiar su Android, viejo por otro nuevo, le ofrecieron un Samsung Galaxy Ace y otro no Android, un Windows Phone, me preguntó que qué era eso y le dije que una belleza, que comprara el WP y así hizo, tiene ahora un Nokia Lumia 620 con Windows Phone 8, me lo mostró una noche, le hice una breve introducción a los aspectos básicos y ya, pasaron días y no decía nada, entonces el siguiente fin de semana le pregunté si todo iba bien que qué no lograba entender o hacer funcionar y me dijo que todo perfecto, que no hay dudas, "it just works". Además las mejoras de Windows Phone 8 tanto en Hardware como en Software hacen que esas aplicaciones lentas en WP7 sean rápidas en Windows 8, probé el Whatsapp en el WP8 de mi padre y a pesar de ser un modesto Lumia 620, anda muy rápido, abre casi de inmediato y cambia de aplicaciones sin esfuerzo, es definitivamente una enorme mejora, igual pasa con Facebook y Twitter, es increíble cómo ha avanzado la plataforma en unos pocos meses.
En noticias de las últimas semanas leí que Windows Phone ya había superado a la plataforma Blackberry en cuota de mercado, lo cual es un pequeño gran logro, no es ya extraño para mí ver gente en la calle con equipos Windows Phone, normalmente Nokia, la mayoría de ellos de gama alta, series 800 o 900 y eso que este es un país donde la tecnología llega con cierto retraso.
Somos pocos los que elegimos algo diferente a lo que usan las mayorías, normalmente tiene desventajas y ventajas, pero siempre he creído que hay algo exquisito de tener lo que no todo el mundo tiene, especialmente cuando es algo bueno o incluso mejor, es eso lo que creo que es la plataforma Windows Phone.
Hasta sabrá Dios cuándo...
 

martes, 7 de mayo de 2013

Los de arriba tampoco ayudan.

Tanto tiempo planeando posts de decenas de párrafos, preparándolos en Word para pasarlos acá y el tiempo no me ha ayudado, pero a veces, resulta uno con reflexiones sobre pendejadas que nos afectan tanto y no caben en los 140 caracteres de Twitter, así que se prestan para venir acá a hacer como que uno hizo un post y no pasar el año en limpio.
Que el tema es de tiempo, y el tiempo tiene varios significados; por estos días me afecta en un par de ellos, el anterior ya lo mencioné rápidamente, que por andar estudiando y trabajando ya no me puedo dar el lujo de escribir posts largos que leían 2 o 3, ok. Pero el que ahora me afecta es el otro tiempo, el estado del tiempo, clima que llaman.
Años atrás les conté que mi medio preferido de transporte es la bicicleta, pero trabajo en Cajicá y pues aguanta para venir una que otra vez por deporte, reto personal y demás, pero no llego al nivel de convertirla en mi medio de transporte diario para ir de Cajicá a Bogotá y luego a la Universidad, no tengo ese nivel físico, y dudo que muchos lo tengan, es decir, es imposible a grandes rasgos; pero Andrés es solo un pelagato entre los dizque 8 millones de bogotanos, y estoy seguro, por experiencia, que una gran parte, más de la mitad de transportes diarios que se malogran en trancones de buses, carros, motos... etc., se sacarían en menos de una hora en bicicleta, carajo, es que uno no cree, pero hay algo de magia en las bicicletas, la velocidad es baja y la infraestructura a pesar de ser aceptable, no ayuda a que ni siquiera esa baja velocidad sea constante, pero rinde que da miedo, no es sino que uno perfeccione la ruta, afine la máquina y coja un pin de físico y listo, media ciudad en menos de una hora, mientras en bus se gasta el doble, en transmilenio se gasta lo mismo pero llega con 2 horas de embarazo y pues en carro sí, puede que menos, tampoco la mitad en hora pico, a veces incluso más, pero el tema es que con ese cuento del pico y placa, toca tener 2 carros para hacer la gracia todos los días, y pues no está en el presupuesto de las mayorías, ni mucho menos.
Eso pinta bonito, claro, toca convencer a la gente, mostrarle que sí se puede, que no es gran sacrificio, que en ciudades europeas como Amsterdam, Copenhague, etc., eso es pan de todos los días osea que hasta play se volvería la cosa, pero llegan esos colombianos a decir que esto no es Europa y que acá toca es tener Toyota Prado para ir del apartamento en la 127 al trabajo en la 72, dejándola parqueada sobre los andenes en la hora de almuerzo... porque esto no es europa (nuevamente), en cambio para hacerle barra al Manchester y al Chelsea sí se creen europeos... en fin; el caso es que a pesar que se puede y la cosa sería más rápida en bicicleta pues la embarrada la pone San Pedro o como se llame porque el tipo es de un arribista y de un resentido con los 'pobres' que ni hablar; los aguaceros que caen casi sagradamente coincidiendo con el fin de las jornadas laborales dejan a cualquiera sin ganas de montarse en el tal caballito de acero que llaman; me pregunto yo, ¿pero por qué cuernos tienen que caer semejantes cantidades de agua preciso cuando uno sale de trabajar? ¿por qué no puede llover entre las 9 y las 12 o entre las 14 y las 16?
Pues no se ustedes a qué hora estén llegando a sus casas por estas fechas, en el remoto caso que lean este post y vivan en Bogotá, pero yo salgo del trabajo a las 17:00 y se supone que debo llegar a la universidad a las 18:00, pero un día normal sin lluvia estoy llegando a las 18:20, y cuando llueve, el promedio de llegada son las 18:40 e incluso he llegado a las 19:15... así como hace uno pa'eso de progresar, echar pa'lante y todas esas vainas si los de arriba no le ayudan a uno?
Al empleador le importa un comino cuánto tiempo se demoren sus empleados en llegar a casa luego de trabajar, mientras estén las 8 horas laborando bien puede usted tirarse 3 horas a su casa, les vale hongo, eso no les afecta en la mayoría de los casos; me pregunto yo, ¿que maravillas no haría el estado y la empresa privada si esos problemas afectaran la productividad y el pago de impuestos? yo creo que hasta nos recogerían en helicóptero para no dejar perder un segundo de trabajo, pero no, siempre afecta al empleado y no al empleador salvo pocas ocasiones.
Hoy pasó algo muy interesante que fue a la larga lo que me hizo pensar en escribir este post; por primera vez en más de un año el aguacero-trancón fue en la mañana antes de llegar al trabajo y como yo tomo el transporte de la empresa donde trabajo, pues si llego tarde por culpa del trancón no es mi problema, quedo libre de culpa y nadie me puede reclamar; entonces resultó ser el trancón más grande rumbo al trabajo del que tenga memoria, imaginé que iba a llegar una hora tarde a trabajar, así como llego una hora tarde a la universidad cuando el trancón es a la salida, tocó cambiar de ruta, salir de la autopista, trancón de nuevo para llegar a la novena, cambiaron de nuevo la ruta y decidieron salir de Bogotá por la 7ma que es una vía más lenta, en fin, la receta perfecta para llegar tardísimo al trabajo, decía yo, "ahora sí se van a dar cuenta lo que sufre uno con los trancones a la salida, ahora sí van a sufrir como sufre uno, ahora sí van a ver... ahora sí tal cosa y tal otra..."

Llegamos pinches 10 minutos tarde.

Es que los de arriba tampoco ayudan.

Hasta la próxima...

jueves, 15 de noviembre de 2012

Tener éxito pero no demasiado.


Podría decir que cualquier persona moderadamente sana mentalmente sueña con tener éxito en la vida, cuando uno se despide de algunas personas de cierta época, le dicen a uno «¡éxitos!», igual hacía mi abuela cuando cumplía uno años o en navidad, siempre me deseaba éxitos.
Y he recibido entonces muchos deseos de éxito de muchas personas, la mayoría de ellas no quiere realmente que uno tenga éxito, solo un éxito menor o igual al de ellos, y eso no está mal, somos humanos, yo quiero que a mis compañeros de la universidad les vaya bien, ok no a todos, pero a los que les deseo de corazón que les vaya bien, de corazón no quiero que les vaya tan bien como a mí... máximo igual en casos extremos, pero eso ya es demasiado.
Con el tiempo uno crece, algunos dicen que hasta uno llega a madurar y no sé qué cosas más, entonces el éxito continúa cambiando de definición, ya no es que le vaya a uno bien en la universidad y no lo despidan del trabajo; ahora se trata de tener casa (ahora solo apartamento), carro (carros por lo del pico y placa), una mujer bonita, Visa y un pasaporte lleno de sellos, idealmente que toque sacar otro porque ya no caben más sellos... y sí, a mí me parece que eso es éxito, es el éxito promedio que alcanza la gente favorecida promedio de Colombia y en general, de latinoamérica.
¿Pero qué pasa cuando usted tiene demasiado éxito, me refiero a un éxito que sobrepase al de los demás de una manera demasiado notoria? si vive en Europa o en Estados Unidos o en Australia, o algunos países de Asia, etc., puede que termine por irse a vivir a una casa enorme a las afueras de una gran ciudad, tenga un vehículo de unos 100mil dólares, viaje mucho y demás; llamará la atención para los turistas latinos que vayan de viaje a su país, se sacarán fotos junto a su carro y ya, de resto pasará desapercibido; yo soy un tipo de poco mundo, pero cuando he viajado me doy cuenta que en ciudades como NY la gente parquea un Porsche tranquilamente frente a una tienda cualquiera y a nadie le llama la atención, excepto nosotros los turistas, de resto a nadie le importa, entra un tipo en un Lotus a un restaurante y se sienta en la mesa del lado, ordena lo mismo que uno y a nadie le importa; o se baja uno del metro con varias personas, salimos a la calle y una de ellas se sube a una limusina, el conductor la estaba esperando en una calle secundaria, ese 'rico' tomó el metro porque se podía mover más rápido, luego se fue a casa o a almorzar con la novia o a las afueras o qué se yo, el caso es que a nadie le importa, y eso es maravilloso.
En cambio en estas tierras todo es tan pobre, tan pero tan pobre... andar en bus es lo normal, se compra un pinche Mazda 2 o algo así y ya los locales le dicen «gomelo», y está a una Ford Explorer de ser calificado de «Traqueto» (en especial si la compra antes de tener canas), ya de ahí para arriba no lo bajan de «narco», vivirá en Rosales o en Santa Bárbara, Antigua, San José de Bavaria o alguno de esos lugares para el cundiboyacense 'divinamente'.
¿y si es aun más exitoso? ¿si ya puede pagar algo más que un apartamento de más de mil millones? (que hay bastantes) ¿si ya puede pagar un Mercedes clase S o un Porsche 911?... ¿qué hace? ¿ir a vivir a qué parte de Colombia? ¿cuántos escoltas necesita? ¿por donde puede andar con su carro para no atraer multitudes?
No es común que en esta patria la gente alcance ese éxito, pero hay uno que otro que sin ser narcotraficante logra hacerse a un dinero suficiente para cumplir los sueños de la infancia, poner en el parqueadero ese carro que estuvo pegado en la pared de la habitación durante toda la adolescencia.
La gente crece y madura, y en estas tierras madurar es 'sentar cabeza' o 'poner los pies en la tierra'... expresiones chimbas que se inventa la gente para insinuar que es hora de abandonar los sueños y ser 'realista', aspirar a un apartamento 'normalito' y tener un Renault Logan vinotinto.... porque ¿pa'qué más?.
Si tiene más ya como que no puede ser un colombiano normal, ir de la casa al trabajo porque cuando vuelva lo puede estar esperando el frente no se cuantas de las FARC para secuestrarlo o pedirle una generosa donación a la causa revolucionaria; o no puede andar en un Porsche 911 Turbo tranquilamente por la ciudad sino que como el señor de la foto, toca solo por el norte y un domingo con festivo cosa que el tráfico esté suave y no quede dando papaya mucho tiempo en algún semáforo porque lo pueden matar ahí mismo creyendo que es que carga un millón de dólares en la guantera.
Y así lo haga, la gente que lo rodea vivirá muerta de la envidia hablando mal de usted, que imagínese qué hará para conseguir tanta plata, que eso ya es muy ostentoso, que eso ya es para llamar la atención, que eso debe ser que lo tiene chiquito entonces pa'compensar.... en fin, cuanta colombianada se les ocurra porque no pueden aceptar que otro sí tenga para una casa de ensueño con un baño del tamaño de un apartamento promedio de estrato 1.
De ahí en adelante es una lucha con la policía parándolo en cada retén para ver qué narco es el que va en ese carro tan 'boletoso', y si lo saca a carretera pues toca andar con la virgen en la mano para que el retén no sea guerrillero...
Este tema se me ocurrió leyendo un artículo de El Espectador donde hablan del Salón del Automóvil 2012 en Bogotá, donde entre tanto carro 'normalito' le venden también, un Ferrari de 920 millones; un aparato que simplemente no combina con esta patria de gente madura y con los pies en la tierra.
Entonces, a mí me parece en estos países toca tener éxito, pero no demasiado... ¡qué mierda!
Hasta la próxima...
PD: Si es dizque comunista o dizque socialista, por favor, absténgase de comentar, este post no está dirigido a usted.