jueves, 15 de noviembre de 2012

Tener éxito pero no demasiado.


Podría decir que cualquier persona moderadamente sana mentalmente sueña con tener éxito en la vida, cuando uno se despide de algunas personas de cierta época, le dicen a uno «¡éxitos!», igual hacía mi abuela cuando cumplía uno años o en navidad, siempre me deseaba éxitos.
Y he recibido entonces muchos deseos de éxito de muchas personas, la mayoría de ellas no quiere realmente que uno tenga éxito, solo un éxito menor o igual al de ellos, y eso no está mal, somos humanos, yo quiero que a mis compañeros de la universidad les vaya bien, ok no a todos, pero a los que les deseo de corazón que les vaya bien, de corazón no quiero que les vaya tan bien como a mí... máximo igual en casos extremos, pero eso ya es demasiado.
Con el tiempo uno crece, algunos dicen que hasta uno llega a madurar y no sé qué cosas más, entonces el éxito continúa cambiando de definición, ya no es que le vaya a uno bien en la universidad y no lo despidan del trabajo; ahora se trata de tener casa (ahora solo apartamento), carro (carros por lo del pico y placa), una mujer bonita, Visa y un pasaporte lleno de sellos, idealmente que toque sacar otro porque ya no caben más sellos... y sí, a mí me parece que eso es éxito, es el éxito promedio que alcanza la gente favorecida promedio de Colombia y en general, de latinoamérica.
¿Pero qué pasa cuando usted tiene demasiado éxito, me refiero a un éxito que sobrepase al de los demás de una manera demasiado notoria? si vive en Europa o en Estados Unidos o en Australia, o algunos países de Asia, etc., puede que termine por irse a vivir a una casa enorme a las afueras de una gran ciudad, tenga un vehículo de unos 100mil dólares, viaje mucho y demás; llamará la atención para los turistas latinos que vayan de viaje a su país, se sacarán fotos junto a su carro y ya, de resto pasará desapercibido; yo soy un tipo de poco mundo, pero cuando he viajado me doy cuenta que en ciudades como NY la gente parquea un Porsche tranquilamente frente a una tienda cualquiera y a nadie le llama la atención, excepto nosotros los turistas, de resto a nadie le importa, entra un tipo en un Lotus a un restaurante y se sienta en la mesa del lado, ordena lo mismo que uno y a nadie le importa; o se baja uno del metro con varias personas, salimos a la calle y una de ellas se sube a una limusina, el conductor la estaba esperando en una calle secundaria, ese 'rico' tomó el metro porque se podía mover más rápido, luego se fue a casa o a almorzar con la novia o a las afueras o qué se yo, el caso es que a nadie le importa, y eso es maravilloso.
En cambio en estas tierras todo es tan pobre, tan pero tan pobre... andar en bus es lo normal, se compra un pinche Mazda 2 o algo así y ya los locales le dicen «gomelo», y está a una Ford Explorer de ser calificado de «Traqueto» (en especial si la compra antes de tener canas), ya de ahí para arriba no lo bajan de «narco», vivirá en Rosales o en Santa Bárbara, Antigua, San José de Bavaria o alguno de esos lugares para el cundiboyacense 'divinamente'.
¿y si es aun más exitoso? ¿si ya puede pagar algo más que un apartamento de más de mil millones? (que hay bastantes) ¿si ya puede pagar un Mercedes clase S o un Porsche 911?... ¿qué hace? ¿ir a vivir a qué parte de Colombia? ¿cuántos escoltas necesita? ¿por donde puede andar con su carro para no atraer multitudes?
No es común que en esta patria la gente alcance ese éxito, pero hay uno que otro que sin ser narcotraficante logra hacerse a un dinero suficiente para cumplir los sueños de la infancia, poner en el parqueadero ese carro que estuvo pegado en la pared de la habitación durante toda la adolescencia.
La gente crece y madura, y en estas tierras madurar es 'sentar cabeza' o 'poner los pies en la tierra'... expresiones chimbas que se inventa la gente para insinuar que es hora de abandonar los sueños y ser 'realista', aspirar a un apartamento 'normalito' y tener un Renault Logan vinotinto.... porque ¿pa'qué más?.
Si tiene más ya como que no puede ser un colombiano normal, ir de la casa al trabajo porque cuando vuelva lo puede estar esperando el frente no se cuantas de las FARC para secuestrarlo o pedirle una generosa donación a la causa revolucionaria; o no puede andar en un Porsche 911 Turbo tranquilamente por la ciudad sino que como el señor de la foto, toca solo por el norte y un domingo con festivo cosa que el tráfico esté suave y no quede dando papaya mucho tiempo en algún semáforo porque lo pueden matar ahí mismo creyendo que es que carga un millón de dólares en la guantera.
Y así lo haga, la gente que lo rodea vivirá muerta de la envidia hablando mal de usted, que imagínese qué hará para conseguir tanta plata, que eso ya es muy ostentoso, que eso ya es para llamar la atención, que eso debe ser que lo tiene chiquito entonces pa'compensar.... en fin, cuanta colombianada se les ocurra porque no pueden aceptar que otro sí tenga para una casa de ensueño con un baño del tamaño de un apartamento promedio de estrato 1.
De ahí en adelante es una lucha con la policía parándolo en cada retén para ver qué narco es el que va en ese carro tan 'boletoso', y si lo saca a carretera pues toca andar con la virgen en la mano para que el retén no sea guerrillero...
Este tema se me ocurrió leyendo un artículo de El Espectador donde hablan del Salón del Automóvil 2012 en Bogotá, donde entre tanto carro 'normalito' le venden también, un Ferrari de 920 millones; un aparato que simplemente no combina con esta patria de gente madura y con los pies en la tierra.
Entonces, a mí me parece en estos países toca tener éxito, pero no demasiado... ¡qué mierda!
Hasta la próxima...
PD: Si es dizque comunista o dizque socialista, por favor, absténgase de comentar, este post no está dirigido a usted.

1 comentario:

Bianca Pascuchelli dijo...

Pareciera que hay que tener lo mejor de todo para ser bien visto en esta época. El mejor auto, la mejor casa, la mejor ropa, etc. Está bueno que no pasa lo mismo con la tecnología. Uno puede tener el antivirus que quiera y nadie le va a decir nada. Finalmente podemos comprar algo porque es bueno y no porque es "de marca" y así lograr el buen funcionamiento. Espero que siga así en la tecnología!